Resultado del modelo de negocio diversificado y sus finanzas sólidas, Vinte resistió a la volatilidad financiera y reportó crecimiento en ingresos del 3.1% e incremento de 5.1% en utilidad neta durante el segundo trimestre 2017.

En un comunicado, la inmobiliaria expuso que durante el periodo abril-junio las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda, por sus siglas en inglés), fue igual a 132 millones de pesos; es decir, 1.0% más con respecto al mismo periodo del 2016.

Mientras que la utilidad neta fue de 79 millones de pesos, lo que equivale a un aumento de 5.1%, y un Return on Equity (ROE, por sus siglas en inglés) de 18.7 por ciento.

El presidente del consejo y director general, Sergio Leal Aguirre, expuso: En México, la volatilidad les pegó a todos los sectores, y la vivienda no fue la excepción, los recortes presupuestales impidieron que el sector no creciera por la baja en el programa de subsidios .

No obstante, destacó que Vinte mantuvo su crecimiento, al dirigirse en la vivienda media, y con ello demostró su resistencia a la volatilidad y a las recesiones gubernamentales.

Así, durante el segundo trimestre del 2017, los ingresos por la venta de vivienda de interés social representaron 26%; vivienda media 61% y vivienda residencial 13 por ciento.

Con estos resultados confirmamos la proyección de resultados 2017 en línea con lo estimado a inicios del año, con 15% de crecimiento en utilidad neta y ROE de 18% , finalizó Leal Aguirre.