El conglomerado Alfa, uno de los mayores de México, informó el miércoles que sus ganancias casi se triplicaron en el segundo trimestre, impulsadas por un sólido desempeño de su negocio petroquímico. Alfa, con sede en la norteña ciudad industrial de Monterrey, reportó un beneficio neto de 3,587 millones de pesos (180 millones de dólares) entre abril y junio de 2018.

Su unidad petroquímica Alpek, su negocio más rentable en el trimestre, se benefició de buenos márgenes en su producción de tereftalato de polietileno (PET), una sólida demanda, y un aumento de los precios. Alpek también contribuyó a un flujo operativo récord de 13,129 millones de pesos de la compañía, que fue 36% mayor al mismo trimestre de 2017.

Los buenos resultados de Alpek contrastaron con su subsidiaria petrolera Newpek, cuyas ventas cayeron un 10% por una menor producción en México. Los ingresos totales de Alfa, que también controla la autopartista Nemak, Sigma Alimentos, y la telefónica Axtel, crecieron un 19%, registrando su mayor incremento desde el segundo trimestre de 2015.

Alfa reportó una pérdida integral de financiamiento de 3,344 millones de pesos, un 56% más que entre abril y junio de 2017, debido a la depreciación del peso mexicano que perdió más de un 9.7% en el trimestre. La deuda neta al cierre del trimestre fue de 139,327 millones de pesos, un aumento de 22%, debido a las adquisiciones de PetroquímicaSuape y Citepe en Brasil.

A continuación, una tabla con los principales resultados de la firma, cuyas acciones cerraron a 23.67 pesos en la bolsa mexicana, con un alza del 0.68%, antes de la divulgación del reporte