El positivo tono con que arrancó el año para la economía mexicana y la apreciación del tipo de cambio fueron clave para que las empresas que conforman el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registraran un incremento de 17.3%, en ventas y de 16.5% en utilidad neta.

Excluyendo las firmas financieras, los ingresos sumaron 716,526 millones de pesos, de los cuales 60% estuvo concentrado en sólo cinco empresas: América Móvil, Walmart, FEMSA, Alfa y Cemex.

Entre las empresas con mayores crecimientos en ventas se volvieron a encontrar las embotelladoras y firmas ligadas al consumo. Éste fue el caso de Arca-Continental, cuyas ventas subieron 71% bajo el impulso de su reciente fusión. En tanto, Bimbo y FEMSA tuvieron incrementos de 39 y 25% en el mismo rubro.

Dichos resultados estuvieron por encima de lo esperado por Banorte-Ixe, mientras que otras de sus favoritas relacionadas con el consumo, como Genomma Lab y Alsea, reportaron ventas en línea.

El rubro que sorprendió fue el de utilidades netas, al sumar 60,005.4 millones de pesos contra los 51,507.5 millones de los primeros tres meses del año pasado. La revaluación del peso fue un factor importante en este rubro, en el que destacaron, además de las mineras y algunas de consumo, las desarrolladoras de vivienda.

Minera Frisco tuvo un alza de 220% en utilidades, mientras que las de URBI subieron 163 por ciento. En contraste, empresas como Elektra pasaron de registrar utilidades de 622 millones a pérdidas por 3,834 millones de pesos. Cemex fue la otra empresa en reportar pérdidas, sin embargo, éstas se redujeron 88% anualmente.

El crecimiento de las utilidades del conjunto de las empresas se vio afectado por la elevada base de comparación de Gruma en el primer trimestre del 2011, cuando la empresa registró una ganancia extraordinaria por la venta de sus acciones de Banorte , explicó Santander. Las utilidades de Gruma cayeron 98% debido a lo anterior.