Las ventas de Renault escalaron un 25% en los primeros tres meses de este año, informó este jueves la fabricante francesa de vehículos, ya que nuevos modelos impulsaron las entregas y los precios, mientras que la producción se incrementó para socios industriales como Nissan.

Los ingresos trimestrales aumentaron a 13,130 millones de euros (unos 14,270 millones de dólares) desde los 10,490 millones de euros en el mismo período del año pasado, también respaldados por la consolidación de las ventas de la rusa Lada.

Excluyendo a la matriz de Lada, Avtovaz, las ventas del grupo aumentaron un 19.7%, a 12,560 millones de euros.

El desempeño de las ventas de Renault superó los 12,490 millones de euros que esperaban los analistas, según la mediana de 10 estimaciones en un sondeo de Reuters.

Un alza cercana al 16% en las entregas de vehículos fue la principal contribución, que impulsaron las ventas en un 9.2%, ayudado por la renovación de la línea Megane de autos compactos en el 2016.

Las ventas a socios incluyendo los modelos Micra construidos en Francia para la alianza con Nissan y vehículos semiensamblados para Irán impulsaron los ingresos en un 3.5 por ciento.

Efectos cambiarios favorables sumaron un 1.3% ante la fortaleza del rublo ruso y del real brasileño.

Renault incrementó su previsión para el crecimiento del mercado mundial de automóviles a 1.5-2.5% desde un 1.5-2% y reiteró sus propias metas para todo el año, incluyendo un incremento de la ganancia operacional e ingresos sobre una base de tipo de cambio constante.

erp