Intel, gigante mundial de microprocesadores, superó las expectativas en 2019 y es optimista para 2020 debido al insaciable apetito por el almacenamiento de datos. La acción se disparó inmediatamente 7% en los intercambios posteriores al cierre de Wall Street.

El beneficio neto subió casi 33% en el cuarto trimestre del año pasado y quedó en 6,900 millones de dólares, según el informe divulgado el jueves. Los ingresos subieron 8% a 20,200 millones de dólares, con lo que superó la expectativa del mercado (19,230 millones de dólares).

Para todo el año pasado, el volumen de negocios subió 1.5% a 71,900 millones de dólares. La ganancia neta en cambio tuvo una muy tenue caída de 0.02% a 21,000 millones de dólares.

Las actividades de Intel relativas a manejos de datos subieron 19% y los ingresos en ese rubro tuvieron un volumen récord en el cuarto trimestre, dijo el grupo.