Aeroméxico reportó que en el segundo trimestre de 2018 obtuvo resultados positivos, en un entorno de mercado con altos costos de combustible y una creciente depreciación cambiaria del peso contra el dólar.

La compañía señaló que los ingresos aumentaron 19.1% con respecto al año anterior, al ubicarse en 17,290 millones de pesos, mientras que la utilidad de operación fue de 651 millones de pesos, con un margen operativo de 3.8%, lo que representa un incremento de 0.7 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior.

Con ello, la aerolínea acumula 33 trimestres consecutivos con resultado de operación positivo, en tanto que el resultado en los ingresos se debió al incremento en los rubros de pasaje, carga y ancillaries.

El total del ingreso pasaje por tarifa se ubicó en 14,444 millones de pesos, un incremento de 18.3%, compuesto por ingresos por pasajes nacionales por tarifa de 6,135 millones de pesos, así como ingresos por pasajes internacionales por tarifa de 8,309 millones de pesos.

El ingreso pasaje por tarifa en vuelos internacionales representó 57.5% del ingreso pasaje por tarifa total, mientras que el ingreso por pasajeros en vuelos domésticos representó el 42.5% restante.

Durante este periodo también hubo un aumento en los ingresos por carga, que ya representan 7.2% del total; asimismo, los ancillaries incrementaron 18.5%, ascendiendo a 1,216 millones de pesos.

El ingreso por ASK (IASK) y el yield aumentaron 9.0% y 7.8%, respectivamente, respecto al segundo trimestre del 2017, gracias a la solidez de la red de la aerolínea y la mejora continua de sus productos.

Aeroméxico incorporó tres nuevos aviones a su flota durante el segundo trimestre, un Boeing 787-9 Dreamliner, un Boeing 737 MAX y un Embraer 190, con lo cual acumula 133 aeronaves.

abr