Para que los fideicomisos de inversión en bienes raíces (fibras) sean considerados instrumentos de renta variable y con ello ser elegibles para formar parte del S&P/BMV IPC se requieren modificaciones en el régimen de inversión de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), entre otros cambios, explicó Silvia Kitchener.

La directora global de Índices para S&P DJI dijo que actualmente los fibras no han sido considerados dentro del principal índice accionario de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) porque dentro de las reglas de inversión de la Consar están catalogados como fideicomisos inmobiliarios y no como instrumentos de renta variable que es un requisito para ingresar al principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores.

La Consar es el órgano que regula el sistema del ahorro para el retiro de los trabajadores mexicanos, cuyos recursos administran las administradoras de fondos para el retiro, que son los inversionistas más grandes de México con cerca de 3.2 billones de pesos de activos bajo gestión.

“Ahora se está trabajando con los reguladores para que los fibras tengan la categoría de renta variable. Eso tendrá que suceder tarde o temprano”, confió Kitchener durante una reunión con medios.

Explicó que cuando se creó el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), hoy S&P/BMV IPC, los fideicomisos de inversión inmobiliaria no existían, por lo que no se consideraron, pero ahora que son instrumentos representativos del mercado bursátil mexicano es momento de incluirlos.

El S&P DJI, el proveedor mundial de índices que tiene una alianza con la Bolsa Mexicana de Valores, ha realizado dos consultas entre inversionistas en las que se determinaron no incluir por ahora a los fideicomisos en el principal indicador bursátil de la BMV.

Silvia Kitchener dijo que posiblemente realicen otra consulta en el transcurso de este año.

“Los fibras fueron incorporados en el 2011. estamos en un momento importante, creo, y en dos o tres años va a cambiar todo, pero puede suceder antes”, puntualizó.

La vocera comentó que entre los beneficios de ser parte de un índice bursátil son que el volumen de su transacción aumenta y más inversionistas locales y extranjeros compran sus títulos.

Analizan creación de índice para Fibra E

La directora global de Índices para S&P DJI explicó que analizan la viabilidad de incluir a los fideicomisos de inversión en energía e infraestructura (Fibra E) en un índice de renta variable o crear uno.

Dijo que éstos son una figura de inversión especial, muy similares a los llamados master limited partnership o MLP de los Estados Unidos, que tienen un trato diferente.

“El Fibra E tiene una estructura un poco diferente (a los fibras inmobiliarios) y en Estados Unidos no son parte de los índices de renta variable. hay un índice específico para esta clase de activo. Aquí los vamos a tener que ver con un poco más de detalle”, dijo.

Los Fibras E son fideicomisos que se crearon en el 2015 para atraer inversiones al sector de energía o infraestructura.

A través de éstos se monetizan activos que generen flujo de efectivo estable.


judith.santiago@eleconomista.mx