Bruselas.- La inflación interanual en los 16 países de la zona euro se ralentizó 1.4% en junio, por primera vez en cuatro meses, según una primera estimación publicada el miércoles por la oficina europea de estadísticas Eurostat.

Tras retroceder en febrero, los precios al consumo se habían acelerado 1.4% en marzo, 1.5% en abril y 1.6% en mayo.

Desde noviembre de 2009, la inflación había roto con un periodo de retroceso a excepción de febrero, señal de una cierta recuperación económica en la zona euro pero sobre todo de la subida de los precios del crudo.

No obstante, durante los últimos meses se ha mantenido por debajo del objetivo fijado por el Banco Central Europeo (BCE), gendarme de la estabilidad de los precios, que aspira a una inflación ligeramente inferior al 2 por ciento.