La temida cuesta de enero al parecer no será como en el pasado, según anticipan datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía. La caída de los precios de productos agropecuarios (-0.56%) favoreció a la inflación al presentar un aumento de 0.15% en 15 días del primer mes del año, es decir, la mitad de lo que esperaban los analistas (32%), con lo cual a tasa anual quedó en 3.2 por ciento.

El resultado quincenal no se veía desde el 2009 para un periodo similar. La baja que presentaron los precios al consumidor en el jitomate (-12.16%), chile serrano y poblano (-13.52 y -7.53%), la uva y manzana (-5.84 y -2.47%) y el gas doméstico natural (-3.15%) ayudó para que la canasta básica avanzara sólo 0.37% en los primeros 15 días del año nuevo y 3.57% en términos anuales.

Analistas comentaron que la consolidación de la trayectoria de la inflación está dentro del rango de tolerancia del Banco de México (Banxico).

Invex indicó que con este dato es poco probable que el banco central modifique su tasa de referencia durante todo el año.

Reiteró que el relajamiento que anticipó el Banxico será sólo verbal. Para Banamex gran parte de la sorpresa positiva tiene un carácter temporal.

PRECIOS ABRIGADORES

Por el lado de presiones futuras, podrían darse algunos bienes agropecuarios por las heladas en algunos estados del norte del país y el rebrote de la gripe aviar. De hecho, el pollo se colocó en la lista de los productos con más inflación (0.63 por ciento). Los productos pecuarios avanzaron 0.41% en 15 días y llevan un aumento de 11.36% en comparación a igual periodo del 2012. El precio del huevo registró una reducción quincenal de -0.26% pero acumula una alza de 27.72% con respecto al año anterior.

Algunos consumidores ya están viendo el incremento de precios en el pan de caja, mientras que en las loncherías hay avisos a sus clientes de que a partir de esta semana la comida corrida costará más por el aumento de la mayoría de los productos que se utilizan en los menús. En algunas fondas cobrarán más de 60 pesos, sin tomar en cuenta el agua de sabor o refresco, lo que implicará destinar alrededor de 1,800 pesos al mes para comer fuera de casa. En la quincena los precios de las loncherías, fondas, torterías y taquerías subieron 0.68 por ciento.

Otro factor que contribuyó a la baja inflación es que en enero las tiendas departamentales le dicen adiós a las mercancías de invierno y prevalecen las ofertas. De ahí que la ropa de abrigo se abarató en casi 3%, con lo cual el rubro de ropa, calzado y accesorios tuvo una variación negativa de 0.54% en la quincena pero con un ascenso de 2.60% a tasa anual.

Las localidades con menor inflación estuvieron encabezadas por Iguala, Guerrero, con -0.26%, seguida de Ciudad Juárez, Chihuahua, con -0.09%, y San Andrés Tuxtla, Veracruz, con -0.08 por ciento. Los precios más altos se observaron en Villahermosa, Tabasco, con 0.71%, y en Tapachula, Chiapas, con 0.51%, así como en La Paz, Baja California Sur, con 0.46 por ciento.

[email protected]