La caída de casi 20% en tarifas de electricidad por el subsidio empujó a la inflación a presentar una baja de 0.48% en la primera quincena de mayo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Sin embargo el repunte de algunos precios agropecuarios hizo que la inflación anual subiera de 3.4 a 3.7 por ciento.

En esta ocasión, el rubro de frutas y verduras le dio la vuelta a las reducciones y reportó un aumento de 0.53%, en donde la salsa verde salió cara para los consumidores al costarles el tomate verde 9.21% más caro y el chile serrano 16.56 por ciento.

El frijol se encareció 2.94% y la cerveza subió 1.13 por ciento. De ahí que las loncherías, fondas, torterías y taquerías se vieron en la necesidad de corregir los precios de sus menús en 0.30%, aunado al incremento del gas doméstico LP con 0.71% y la gasolina de bajo octanaje con 0.24 por ciento.

Por eso mismo, y por el festejo del 10 de mayo, los restaurantes y similares también aprovecharon para ajustar al alza sus tarifas con 0.26 por ciento.

En el rubro de los servicios, se presentó un ascenso en las colegiaturas de 0.11%, cuando hace un año la variación fue de 0%, con lo cual la inflación anual en educación quedó en 4.44 por ciento.

TIPO DE CAMBIO

Analistas de Bancomer señalaron que ya se esperaba el repunte a tasa anual, tras dos meses sorprendentemente buenos y por la baja base de comparación frente al 2011.

No obstante, establecieron que si bien los fundamentales de la inflación siguen siendo consistentes con un cierre en el 2012 por debajo de 4%, no se puede descartar la posibilidad de que supere ese umbral de manera transitoria en el año, por el efecto del tipo de cambio y por la cotización de algunos granos.

POR LOCALIDADES

Las localidades en las que entró en vigor el programa de tarifas eléctricas de temporada cálida se vieron beneficiadas con una inflación negativa, como en los casos de Hermosillo, Sonora, con una reducción en los precios al consumidor de 8.83%; la capital del estado de Chihuahua y Ciudad Juárez, con 0.74 y 2.91% respectivamente.

Por el contrario, la inflación más alta se observó en Cortázar, Guanajuato, con 0.59%, seguida de Iguala, Guerrero, con 0.48% de variación.

leonor.flores@eleconomista.mx