La inflación en electricidad, combustibles y materias primas, así como una menor utilidad operativa y mayores impuestos provocaron la caída de 6.6% en el flujo operativo (EBITDA) y 78.6% en la utilidad neta de Grupo Lala durante el tercer trimestre de este año.

“Vemos los resultados como débiles y esperaríamos una reacción negativa en la acción”, cita un análisis de Santander.

Añade que los mayores costos de la leche en Brasil y la energía en México llevaron a que el margen EBITDA de 9.3% fuera más bajo que sus estimaciones.

Lala mencionó que empezó a subir los precios de sus productos, entre agosto y octubre, en México y en Brasil para compensar parcialmente la inflación de las materias primas y energía, los resultados se verán reflejados hasta el cuarto trimestre de este año o el primero del 2019.

“La expectativa es mitigar parcialmente los efectos de la inflación hacia finales de año”, cita Lala en el documento.

En sus resultados financieros de Lala de julio a septiembre, reflejó una caída de 6.6% en el EBITDA a 1,741 millones de pesos contra 1,864 millones reportados en el mismo periodo del 2017.

“Este resultado se explica principalmente por la inflación de electricidad, combustibles y materias primas; menores márgenes en el negocio de Brasil afectados por costos no estacionales de leche cruda; por la situación política en Nicaragua”, cita el documento.

La utilidad neta cerró en números rojos, con una caída de 78.5% o 216 millones de pesos respecto a 1,007 millones del tercer trimestre del año pasado.

Lala cerró el tercer trimestre con ventas de 18,758 millones de pesos, esto significó un alza de 24.9% frente a 15,022 millones generados en igual lapso de 2017. Esto fue gracias al avance orgánico y la consolidación de las operaciones en Brasil.

[email protected]