Washington.- Los precios al consumo se mantuvieron estables en Estados Unidos por segundo mes consecutivo en diciembre, según cifras publicadas este jueves en Washington por el departamento de Trabajo.

En datos corregidos por variaciones estacionales, la inflación fue nula en relación al mes anterior, indicó el departamento, mientras que el promedio de estimaciones de los analistas daban un índice de precios al consumo en alza de 0.1 por ciento.

La estabilidad del costo de vida en diciembre es resultado de una disminución en los precios de la energía (-1.3%) por tercer mes consecutivo, cuyos efectos han sido compensados por un encarecimiento de otros productos o servicios que componen el índice del departamento.

El aumento de los precios de los alimentos se aceleró levemente, hasta 0.2%, según el gobierno. Excluyendo alimentación y energía, la llamada inflación de base se ralentizó en 0.1% (contra 0.2% en noviembre), coincidiendo con la estimación promedio de los analistas.

RDS