La inflación anualizada se desaceleró en Estados Unidos en julio a 1.3%, según el índice de precios al consumo (PCE) publicado este jueves por el Departamento de Comercio.

El alza de precios, que se situaba en 1.5% el mes anterior, es netamente inferior al objetivo de la Reserva Federal estadounidense (Fed, banco central), que aspira a una inflación anual a mediano plazo de 2.0 por ciento.

Excluyendo los rubros de alimentación y energía, la inflación conocida como subyacente también disminuyó en 2.0 puntos en julio, para ubicarse en 1.6% sobre un año, según los datos ofrecidos por el gobierno.

En comparación con junio, los precios se mantuvieron estables y la inflación subyacente fue nula.

RDS