WASHINGTON.- Los precios al consumidor de Estados Unidos registraron en mayo su mayor descenso en casi un año y medio debido a una baja en los costos de la energía, según un informe del gobierno conocido el jueves que apuntó a una controlada presión inflacionaria y bajas tasas de interés.

El Departamento de Trabajo dijo que su Índice de Precios al Consumidor ajustado estacionalmente bajó 0.2% el mes pasado, la mayor caída desde diciembre del 2008, tras ceder 0.1% en abril.

Los analistas esperaban una baja de 0.2% en mayo.

En 12 meses hasta mayo, los precios al consumidor subieron 2%, en una desaceleración de 2.2% del mes previo, también en línea con las expectativas del mercado.

Los precios a nivel subyacente, que excluyen los componentes más volátiles como alimentos y energía, subieron 0.1% en mayo tras permanecer estables en abril.