A poco menos de mes y medio de que finalice el 2019, cinco de los siete índices sectoriales que elabora la Bolsa Mexicana de Valores tienen un retorno muy flojo, con un rendimiento en el año de entre 0.33 y 3.87%, que refleja el débil desempeño del mercado accionario este año.

El índice de consumo frecuente tiene un alza de 3.78% en el año; el de telecomunicaciones, de 3.02%; el de servicios financieros, 2.73%; el de materiales, 1.15%, y el de sector salud, 0.73 por ciento. En tanto, el de sector industrial, que engloba firmas como los grupos aeroportuarios, Asur, GAP y OMA, así como Alfa, GCarso y Pinfra, tiene una caída de 2.46 por ciento.

Luis Alvarado, analista de capitales de Banco Base, indicó que este año las emisoras más relacionadas con el ciclo económico, como las industriales, han sido más afectadas por la desaceleración en la economía mexicana, que otros sectores, como el de consumo.

En contraste, el de servicios y bienes de consumo no básico, cuya muestra incluye Elektra, Alsea, Liverpool y Nemak, entre otros, tiene un retorno de 15.38 por ciento.

En el año, el S&P/BMV IPC tiene un débil retorno de 4.71%, considerando su cierre en 43,602.25 puntos, que contrasta con los mercados en Estados Unidos, que incluso han superado sus máximos históricos en diversas ocasiones.

“Dicho avance resulta moderado respecto a otros mercados emergentes y de Latam, derivado de la cautela de los inversionistas ante el estancamiento económico observado en nuestro país y factores de incertidumbre relacionados con el nuevo gobierno. Ciertamente las empresas del IPC han mostrado una desaceleración en sus operaciones locales”, explicó Carlos González Tabares en una nota de análisis.

[email protected]