La expectativa para la mayoría de los índices bursátiles es segunda mitad del año de ganancias, de acuerdo con la encuesta trimestral de Thomson Reuters.

En Estados Unidos, la implementación de las reformas fiscales, un posible gasto en infraestructura y un consumo impulsado por los niveles de empleo beneficiarán a las compañías que componen los principales índices, de acuerdo con Intercam Casa de Bolsa.

En lo que va del año, el Promedio Industrial Dow Jones (DJIA, por su sigla en inglés) presenta un rendimiento de 2.11%; el S&P 500 ha subido 3.62%; el Russell 2000, 8.61%, y el NASDAQ Composite tiene un alza de 10.60 por ciento.

Para la segunda mitad del año, tan sólo para el DJIA y el S&P 500 se esperan aumentos adicionales de 3.8 y 3.7%, respectivamente.

Uno de los índices que ya refleja la implementación de las reformas fiscales es el Russell 2000, compuesto por las pequeñas y medianas empresas estadounidenses.

“Si bien (el Russell 2000) está en máximos históricos y sobrecomprado, no da señal de venta por el momento. Eso dependerá del índice dólar, ya que una baja de la moneda siempre tiende a perjudicar a las acciones de más baja capitalización”, dijo Pattie Jabbaz, introducing broker de Saxo Bank.

Hasta el momento, el Russell 2000 acumula 16 máximos históricos en el año, superando al S&P 500 y al DJIA, con 14 y 12 récords, respectivamente.

México, una oportunidad

El consenso de estrategas apunta a que el S&P/BMV IPC cierre el año en 52,258 puntos. De cumplirse, significaría un incremento de 14.91% desde sus niveles actuales.

Los riesgos están presentes en el horizonte. En un plano local, la preocupación hacia los próximos meses está ligada a las elecciones del próximo 1 de julio.

Las presiones también vienen de la parte internacional, donde “destacan los conflictos relacionados con la guerra comercial de Estados Unidos contra distintas economías (incluidos México y Canadá) pero, principalmente, con China”, informó Ve por Más.

Por el momento, el S&P/BMV IPC presenta una caída en el año de 7.86 por ciento. Mayo fue de presión para el índice: donde retrocedió 7.63%, su peor desempeño mensual desde febrero del 2009.

mario.calixto@eleconomista.mx