NUEVA YORK.- Los tres principales índices de Wall Street perforaban niveles claves de soporte el martes y el S&P 500 registraba su quinto descenso consecutivo, arrastrados por preocupaciones sobre la deuda europea y las perspectivas del crecimiento global.

Los sectores industrial y de materiales eran los que sufrían las mayores caídas. Más del 80% de las acciones negociadas en la bolsa de Nueva York y en el Nasdaq retrocedían.

El S&P 500 caía por debajo de su promedio de movimiento de 50 días, a 1.372,30 puntos.

Ese nivel es considerado un soporte que afirma o quiebra la actual tendencia alcista, en momentos en que Wall Street ingresa en la temporada de resultados corporativos.

El promedio industrial Dow Jones bajaba 1.62%, a 12,720.36, mientras que el índice general Standard & Poor 500 caía o 1.67%, a 1,359.12.

El índice compuesto Nasdaq perdía 53.38 puntos, o 1.755, a 2,993.70.

El Nasdaq también caía por debajo de su promedio de movimiento de 50 días, establecido en 2,988.42 puntos. Si el Nasdaq termina cerca de ese nivel o más abajo, será su primer cierre a menos de 3.000 puntos desde el 12 de marzo.

"La caída por debajo de ese nivel sugiere una pérdida de impulso, y parece bastante generalizada", dijo Katie Stockton, técnica jefe de mercado de MKM Partners en Greenwich, Connecticut, y agregó que el S&P 500 podría caer hasta alrededor de 1,350 puntos.

El índice de volatilidad CBOE subió 10.4% a 20.77, en su octava alza diaria consecutiva, la más larga en casi nueve años. El índice llegó a subir más temprano hasta 20.98, un alza del 11,5 por ciento en el día.

La productora de aluminio Alcoa Inc, un componente del Dow Jones considerado un termómetro para el sector industrial, dará inicio el martes a la temporada de resultados corporativos después del cierre de la sesión. Sus acciones caían 2.70%, a 9.34 dólares.

Los títulos de Apple tocaron un nuevo máximo a 644 dólares y llevaron brevemente la capitalización de mercado de la empresa a más de 600,000 millones de dólares. Más tarde perdían poco más de 1%, a 629.50 dólares.

Algunos analistas ven el retroceso como una oportunidad para comprar, mientras que otros creen que es el inicio de una muy esperada corrección.

"Tuvimos una subida verdaderamente fuerte y necesitamos una corrección, por lo que suena sensato que la gente recoja beneficios", dijo Weyman Gong, estratega jefe de inversiones de Signature en Norfolk, Virginia. "Pero si seguimos cayendo, deberíamos usar eso como una oportunidad para sumar exposición, agregó.