Los principales índices accionarios del mercado estadounidense operan con pérdidas en la jornada de este jueves. Wall Street se tiñe de rojo en un momento en el que el sector de alta tecnología es presionado por un alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro, mientras los inversionistas evaluán los precios y las tendencias.

Las dudas entre los inversionistas estadounidenses son contrastadas con un termómetro importante para la economía de ese país: el mercado laboral. La cifra semanal de nuevas solicitudes de subsidio por desempleo disminuyó más de lo previsto, a 730,000, pero los precios de las materias primas se mantienen elevados.

"Las bolsas de Estados Unidos abrieron en rojo, aunque podría decirse que relativamente planas ante la persistencia de la volatilidad y la debilidad del dólar. Hay un buen dato en las nuevas solicitudes por desempleo, pero las materias primas siguen en máximos", destacó Edoardo Fusco, analista de la plataforma global eToro.

En este contexto, el índice principal Dow Jones, integrado por las acciones de 30 gigantes industriales, cede -0.58% a 31,777.61 puntos. El referencial S&P 500, que incluye a las 500 compañías más sólidas del mercado, cae -0.92% a 3,889.12 unidades. El Nasdaq, de alto componente tecnológico, cae -1.53% a 13,411.87 puntos.

Continúa el repunte de la volatilidad en los mercados de renta variable y el índice Nasdaq muestra un comportamiento inestable. Los avances se enfocan principalmente en valores cíclicos, que son sensibles a la economía. Las acciones de Apple y Microsoft, gigantes del mercado, se mueven -1.26% y -1.04%, respectivamente.

 

jose.rivera@eleconomista.mx