Los principales índices de Wall Street cayeron levemente este miércoles 12 de junio, presionados por una baja de las acciones de bancos —por las expectativas de un recorte de las tasas de interés de Estados Unidos— y las del sector de energía por el desplome de los precios del petróleo.

En el ámbito comercial surgieron nuevas preocupaciones, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió el martes el uso de aranceles como parte de su estrategia, al prolongarse las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos.

El Nasdaq cerró la jornada con una caída de 0.38%, a 7,792.719 unidades. Mientras que el Promedio Industrial Dow jones perdió 0.17%, para ubicarse en 26,004.83 puntos; y el S&P 500 retrocedió 0.20%, en 2,879.84 unidades.

El sector de energía del S&P 500 perdió un 1.4%, el mayor descenso de los 11 sectores del índice, debido a que preocupaciones sobre la demanda hundieron los precios del petróleo en Estados Unidos un 4 por ciento. El descenso del día convirtió al sector en el de peor desempeño del S&P 500 en lo que va del año.

Un reporte del Departamento del Trabajo de Estados Unidos mostró que los precios al consumidor se aceleraron un 0.1% en mayo, en línea con las expectativas de los economistas encuestados por Reuters, apuntando a una inflación moderada. Eso fortaleció los argumentos en favor de un recorte de tasas de interés de la Reserva Federal.

Los papeles del sector bancario, que tienden a beneficiarse de mayores tasas de interés, cayeron un 1.4%. El sector financiero en general cedió un 1 por ciento.

No obstante, la esperanza de que la Reserva Federal actuará para contrarrestar la desaceleración de la economía mundial ante la escalada de la guerra comercial con China ha provocado un repunte de las acciones este mes, con el índice S&P 500 subiendo un 4.6% en lo que va de junio.

Los encargados de elaborar la política monetaria de la Fed se reunirán del 18 al 19 de junio y los mercados dan por descontado que habrá al menos dos recortes de tasas antes de fines de 2019. Los futuros de los fondos federales apuntan a cerca de un 80% de probabilidad de una política más expansiva, incluso a partir de julio.

El sector de servicios públicos del S&P 500, que se ve afectado positivamente por las menores tasas, tuvo el mejor desempeño del día con un avance de un 1.3 por ciento.