El Índice S&P/BMV fibras acumula una caída de 4.23 en lo que va del año. El nerviosismo por la incertidumbre comercial y política del país así como elevadas tasas de interés son factores de presión.

Son 10 los fideicomisos de inversión en bienes raíces (fibras) que componen este índice que mide el comportamiento de estos vehículos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Los que más han visto descender el precio de sus certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios son Fibra Uno que registra una caída de 4.64% en lo que va de este año. Seguida de Fibra HD con un retroceso de 4.51% y Fibra Shop que acumula una minusvalía de 3.24 por ciento.

Las ganadoras de las jornadas de este año han sido los fideicomisos hoteleros INN y Hotel con avances de 11.27 y 2.09%, en ese orden, seguido por Fibra Monterrey que arrienda mayormente naves industriales y edificios de oficinas con un beneficio de 1.16 por ciento.

“Una parte de la caída del índice de fibras se explica por el riesgo sistémico por una posible transición política y recordemos que el mercado accionario mexicano ha tenido un descuento relevante”, dijo Armando Rodríguez, gerente de análisis de Signum Research.

Agregó que, hasta ahora, no hay razones de peso para que la tendencia cambie en el muy corto plazo. Hasta que se defina el TLCAN y el rumbo político podría haber un cambio de tendencia importante.

El especialista comentó que las ganancias del índice S&P/BMV Fibras se han reducido por el impacto en las tasas de interés de referencia, que se ubican en 7.50%, y del bono soberano a 10 años que se mantiene en 7.80 por ciento. Mientras que el rendimiento de fideicomisos inmobiliarios es de alrededor de 7 por ciento.