El índice que agrupa a las emisoras de materiales que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), S&P/BMV Materiales, refleja una caída de 20.64% en lo que va del año, a 259.72 unidades, desde 327.25 enteros reflejados a inicios del año.

Lo anterior fue consecuencia de las estimaciones del bajo crecimiento económico e incertidumbre, según analistas consultados.

“Si bien el indicador que mide el desempeño de las emisoras de materiales no puede ser considerado como un referente económico, sí permite tomar una idea de lo que se observa en los sectores”, mencionó en entrevista Amín Vera, director de Análisis Económico en Black Wallstreet Capital (BWC).

Ello, dijo, porque los índices sectoriales que utiliza la BMV no integra a todas las empresas del sector.

“Particularmente con el tema de las mineras, no deberían de estar bajando las acciones, ya que hemos visto que el precio de los metales ha repuntado este año, por lo que debería beneficiar al precio de sus títulos”, comentó.

El especialista agregó que si bien el mercado ya descontaba un mal reporte de las mineras, el movimiento a la baja fue mayor al esperado.

Son 20 empresas que componen al indicador accionario, entre ellas se encuentran emisoras del sector acerero, construcción o cementeras, petroquímicas, mineras, entre otras.

De acuerdo con datos de la BMV, las empresas con mayor peso en dicho índice son Grupo México, Cëmentos Mexicanos, la minera Industrias Peñoles, Mexichem y la cementera Corporación Moctezuma.

La primera emisora acumula un rendimiento de 9.6% en el año, mientras que las otras han caído 35.16, 25.15, 32.82 y 8.31%, respectivamente.

En el caso de las petroquímicas, Benjamín Álvarez, gerente de Análisis Bursátil en CIBanco, mencionó que este año el sector se ha visto golpeado entre otros factores por los indicadores económicos de la actividad industrial, que ha disminuido, generando un impacto negativo en la confianza del inversionista y en empresas relacionadas a ese sector como Mexichem.

Por su parte, Vera destacó que el principal factor que ha golpeado al sector de construcción y/o cementeras fue la baja expectativa de construcción, ya que es dependiente de la obra pública.

“En el cuarto trimestre del año pasado, Cemex veía que iba a haber un paro en el sector construcción en México porque el segmento es muy dependiente de la obra pública y en los cambios de administración suele haber freno de la misma. Aun así, la empresa proyectaba un crecimiento de 1% o un decrecimiento de 1% en el mercado de cemento en México”, detalló.

Sin embargo, el especialista de BWC refirió que se espera que para la segunda mitad del año mejore el desempeño económico, principalmente si la administración federal garantiza la inversión.

[email protected]