El dólar cayó este lunes a un mínimo de tres años contra las principales monedas referenciales, mientras crecían las expectativas de que la Reserva Federal mantendrá su política monetaria expansiva pese a que las tasas de interés suban en el resto del mundo.

El euro subió a un máximo de 17 meses por encima de los 1.49 dólares tras una cifra de manufactura sorpresivamente fuerte en la zona euro, que elevó las probabilidades de que las tasas de interés subirán aún más en la región. Operadores dijeron que romper el nivel de 1.50 dólares es sólo cosa de tiempo.

Según datos de este lunes, la actividad manufacturera en Estados Unidos creció a un mayor ritmo de lo esperado en abril, aunque se desaceleró respecto al mes previo, mientras que los precios de las materias primas casi alcanzaron sus máximos en tres años.

Otro reporte mostró que el gasto en construcción se elevó a su mayor tasa en 11 meses en marzo.

"La reacción debería reafirmar cuán difícil es para el dólar lograr un impulso sostenido por el fuerte crecimiento y las cifras de precios hasta que los datos comiencen a presionar al alza las expectativas de tasas en Estados Unidos", comentó Alan Ruskin, jefe global de estrategia de moneda en Deutsche Bank en Nueva York.

El índice dólar, que mide el desempeño del billete verde contra una canasta de monedas, tocó un mínimo de tres años de 72.722, en un paso más hacia su piso histórico de 70.698 registrado en marzo del 2008.

El euro ganaba 0.5% a 1.4879 dólares, tras subir hasta un techo de 1.4902 según datos de Reuters.

Operadores citaron demanda de un banco británico y de instituciones europeas, pero agregaron que los flujos eran escasos debido a feriados en algunas partes de Asia y en Reino Unido.

"Hemos tenido una larga senda sin una corrección, pero realmente no hay ninguna señal que lleve al euro a la baja ahora", dijo Shaun Osborne, estratega de TD Securities.