El dólar repuntaba este martes de sus mínimos de tres años, ya que los inversionistas tomaban ganancias después de cuatro semanas de liquidación permanente, pero los operadores dijeron que el respiro sería breve dada la permanencia de las bajas tasas de interés en Estados Unidos.

El dólar australiano se alejaba aún más desde un máximo de casi tres décadas por encima de 1.10 dólares y la libra esterlina caía tras un débil dato fabril, que sembró dudas respecto al momento en que el Banco de Inglaterra elevará las tasas de interés.

El Banco Central Europeo subió las tasas el mes pasado por primera vez desde el 2008 y se espera que lo siga haciendo este año, aunque los operadores esperan que haga una pausa en la reunión de esta semana.

Agentes explicaron que estos acontecimientos, sumados a la rapidez de la caída del dólar -que ha descendido casi 8% contra las divisas de referencia este año y cerca de 4% en abril-, llevaron a los inversionistas a retirar algunas apuestas contra la moneda.

"El mercado está excepcionalmente corto y el movimiento a la baja del dólar en las últimas semanas ha sido tan excepcionalmente acelerado que, en términos simples, no podía seguir así", dijo David Watt, estratega de moneda de RBC Capital Markets.

El índice dólar, que registra su desempeño contra una cesta de monedas de referencia, ganaba 0.2% a 73.100, después de tocar un piso de tres años de 72.722 anotado el lunes. El mínimo histórico de 70.698 ocurrió en marzo del 2008.

Algunos analistas han ligado el retroceso de las monedas de mayor rendimiento y de las materias primas como el petróleo a los temores a represalias luego de la muerte del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, pero Watt sostuvo que eso sonaba más "a una excusa para embolsar ganancias".

El billete verde cayó a un piso récord contra el franco suizo de 0.8615 francos y bajó hasta 0.6% a 80.71 yenes. Normalmente, el franco suizo y el yen suben cuando el apetito por riesgo baja.

Después de caer hasta un mínimo de la jornada de 1.4751 dólares más temprano en Europa, el euro se ubicaba en 1.4820 dólares, sin variación en el día y aún cerca del máximo de 17 meses del lunes de 1.49 dólares.

Operadores informaron de buena demanda para la compra de euros en la zona de los 1.4750 dólares.

"Hay muchos casos de compra por la caída del euro/dólar a estos niveles. Las expectativas de alzas de tasas están anclando al euro", aseveró Chris Walker, estratega de moneda de UBS en Londres.

La libra esterlina cayó a su menor nivel desde marzo del 2010 contra el euro a 89,80 peniques tras un sondeo de actividad manufacturera en Reino Unido que estuvo por debajo de las expectativas. La libra cedía 0.9% frente al dólar a 1.6493 unidades.

En tanto, el dólar canadiense frenó sus ganancias tras una breve escalada de alivio luego de que el oficialismo conservador lograra una aplastante victoria en las elecciones federales. El dólar estadounidense subía 0.4% a 0.9538 unidades canadienses.

El dólar australiano cayó 0.6% a 1,. 878 dólares luego de que el banco central de ese país mantuviera las tasas de interés en 4.75% como se esperaba.