La confianza de los consumidores mexicanos escaló en enero a niveles no vistos desde marzo del 2008 en el primer mes del año, aunque se observó un menor dinamismo debido a que los mexicanos se mostraron más cautelosos respecto a sus decisiones de compra.

El índice de confianza del consumidor que elabora INEGI en conjunto con Banco de México creció a una tasa anual de 4.8% en enero para ubicarse en 100 puntos en su lectura original. Este fue el mayor nivel de índice desde marzo del 2008 cuando se ubicara en 102.7 unidades.

El avance se dio gracias al incremento de cuatro de sus cinco componentes, siendo aquel que mide las posibilidades de adquirir bienes duraderos como electrodomésticos el que marcó un descenso anual de 8.3 por ciento.

De acuerdo con Javier de Sayve, analista de Invex, en un entorno de incertidumbre acerca de las condiciones internacionales, los hogares pudieran retrasar sus decisiones acerca de la adquisición de bienes durables .

A ello, el analista sumó que el aumento sostenido del empleo informal, asociado a bajos salarios, pudiera estar influyendo en la percepción de los hogares mexicanos.

En cifras sin factores de estacionalidad, la confianza del consumidor cayó 0.79% respecto al diciembre del 2012. En su interior, cuatro de sus componentes subieron, cayendo también el que mide las posibilidades de adquirir bienes duraderos.

A decir del equipo de análisis de Ve por Más, el cambio en las expectativas para adquirir bienes duraderos se podría explicar por medio de dos factores: la tendencia de desaceleración del crédito al consumo y al hecho de que las familias adquirieron dichos bienes de forma anticipada con el programa El buen fin , durante noviembre y en menor medida en diciembre.

Pese el menor desempeño registrado en enero en cifras mensuales, Invex anticipa una mejora moderada para la confianza del consumidor a lo largo del 2013 ante el repunte moderado de las exportaciones que se relaciona con la mejora en indicadores económicos en China, Europa y las mejoras en el sector laboral estadounidense.