El Índice de los Fideicomisos de Inversión y Bienes Raíces (fibras) en el 2015 tuvo un débil desempeño que lo ha colocado con una variación negativa de 6.52% en lo que va del año, porcentaje que contrasta con el año pasado, cuando ganó 16 por ciento.

La baja en este indicador de los fibras se vio impactado principalmente por la expectativa generada durante el año sobre el alza en las tasas de interés, cuyo primer incremento finalmente se dio el pasado 16 de diciembre en 25 puntos bases.

Francisco Chávez, analista de fibras en BBVA Bancomer, consideró que después de un 2014 bastante bueno , con un rendimiento de 16% en el Índice de los Fibras, este año la historia es distinta, registrándose una caída de 6.52 por ciento.

Hay una afectación en cuanto a la percepción del mercado del sector de bienes raíces, en buena medida explicado por la incertidumbre y volatilidad provocada por la expectativa en el alza en las tasas de interés , explicó Francisco Chávez. Agregó que el sector tiene una fuerte correlación con las tasas de interés, ya que parte importante de la creación de valor de los fibras es el rendimiento del dividend yield, los cuales compiten con una tasa libre de riesgo.

Cuando se observa el Bono de 10 años, instrumento con el cual el inversionista suele comparar el rendimiento del dividendo de las fibras, se ubica en alrededor de 6.1 por ciento , dijo el analista de BBVA Bancomer.

Otro factor que explica el comportamiento a la baja del índice es la volatilidad en el tipo de cambio, que impactó la percepción del inversionista hacia el sector. Además, los inversionistas extranjeros han reducido su exposición hacia mercados emergentes por la debilidad de dichas monedas ante el dólar. Dada la composición del índice, Fibra Uno, Macquarie y Terrafina explican casi 75% de su trayectoria. De estas tres, Terrafina ha sido la más defensiva del entorno. Ha habido una descorrelación entre el comportamiento del índice y los resultados operativos de los fideicomisos.

A pesar de que el reporte del tercer trimestre reflejó cifras positivas en cuanto ocupación e incremento en rentas, el mercado no lo ha volteado a ver en medio de un entorno de volatilidad , precisó el especialista. Para el próximo año, la perspectiva es positiva; se prevé que el dividendo de los fibras tenderá a recuperarse por las inversiones que han realizado desde el 2014 y las que están por realizar. Aunque la volatilidad no va a reducirse inmediatamente, creemos que el siguiente año debe ser un año bueno para el sector de bienes raíces y para el índice , concluyó Francisco Chávez.

[email protected]