La poca claridad en el rumbo de las políticas propuestas en campaña por el ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha presionado al dólar a depreciarse frente a una canasta de monedas, antes de la votación en el Congreso sobre la nueva ley de salud.

El Índice Dólar ha tenido una baja de 0.98% desde el 20 de enero, fecha en la que Trump llegó a la Casa Blanca, manteniéndose por debajo de 100 puntos, cerrando en 99.75 unidades.

Entre la canasta de divisas que se contempla en el índice se encuentra que el euro ha tenido una apreciación frente al dólar de 0.77% desde el 20 de enero.

La otra cara de la moneda

Las monedas de la misma canasta que conforman el índice que se han devaluado frente al billete verde estadounidense fueron el yen japonés con una depreciación de 3.11%, la corona sueca (0.59%) y el franco suizo (0.79 por ciento).

Donald Trump no pudo convencer a la cantidad necesaria de republicanos escépticos para comenzar a desmantelar el plan de salud de su antecesor, Barack Obama, mejor conocido como ObamaCare.

Ello podría retrasar otros planes de la administración del presidente estadounidense, como el aumento en gasto para la defensa y hacer funcionar su propuesta de hacer más recortes de impuestos, por lo que se podrían desatar episodios de aversión al riesgo en otros mercados financieros.

Debilitamiento general

Sin lugar a dudas, el peso mexicano ha sido la divisa más beneficiada del poco avance de las propuestas e implementación de políticas en Estados Unidos, ya que desde el 20 de enero presenta una apreciación de 12.18% frente al dólar.

Otras de las monedas que se han visto beneficiadas por la volatilidad de la estadounidense desde el inicio de la Presidencia de Trump han sido el rand sudafricano con una revalorización de 8.36%, seguido por el rublo ruso (3.95%) y la rupia india (3.85%)

En América Latina el real brasileño alcanzó una apreciación frente al dólar de 1.04 por ciento. (Con información de agencias)

[email protected]