El panorama luce fuerte para la banca estadounidense, pues cuenta con una calidad de activos aceptable y las instituciones se están capitalizando, siguiendo con las nuevas regulaciones, aseguró Joo-Yung Lee, directora de Instituciones Fiancieras en Fitch Ratings en Nueva York.

Mencionó que con el tapering de la Fed, las tasas de interés podrán subir en el largo plazo, todo dependerá de qué tan agresivo sea el retiro de los estímulos a la economía .

Al respecto, Luis Raúl Rodríguez Reyes, director de Análisis de Finamex Casa de Bolsa, dijo que del 20 de octubre al 31 de diciembre del 2013 la tasa de interés de los bonos del Tesoro a 10 años subió 23% o 50 puntos base.

Las tasas están subiendo por el tapering. Eso les pega a los bancos y a quienes tengan bonos en su portafolio. Recordemos que el precio de los bonos se mueve opuesto a la tasa, es decir, cuando sube la tasa baja el precio del bono .

Explicó que este incremento en las tasas a largo plazo va a causar un conflicto en la parte de ganancias de los bancos .

Por otro lado, dijo, la tasa de referencia de la Fed seguirá muy baja, por lo menos durante este año y el 2015 .

Rodríguez indicó que en Estados Unidos ya ha comenzado la recuperación, aunque Estados Unidos tiene el potencial de crecer mucho más. La actividad bancaria va de la mano con la crecimiento económico .

Para el 2014, los especialistas estimaron que las expectativas del sector bancario de Estados Unidos son favorables, ya que la actividad productiva comenzó a mostrar síntomas de recuperación desde el último trimestre del 2013, como lo reflejan las ventas minoristas, la producción industrial y en menor medida, el sector hipotecario.

De esta forma, se generará mayor confianza entre los inversionistas y los actores económicos por participar en el sector servicios y sobre todo, en las empresas financieras.

Actinver estima que el PIB de ese país crecerá 2.8% en el 2014, por encima del avance de entre 1.8 y 1.9% que calcula alcanzó en el 2013.

No obstante, Jaime Ascencio aclaró que el cumplimiento de estos pronósticos dependerá en buena medida de que la Reserva Federal continúe con el retiro paulatino de los estímulos económicos, o bien, que decida acelerar el proceso.

Asimismo, el especialista indicó que la banca estadounidense estará atenta a los movimientos que decidan hacer las autoridades financieras estadounidenses sobre las tasas de referencia y la perspectiva que tienen los consumidores sobre el empleo y la recuperación económica.

[email protected]