La amenaza del gobierno de Estados Unidos de aplicar aranceles a las importaciones mexicanas ha provocado una nueva ola de volatilidad e incertidumbre que prolongará la sequía de ofertas públicas iniciales (OPI) en el mercado accionario local, advirtió María Ariza.

La directora general de la Bolsa Institucional de Valores (Biva) dijo que “genera sequía e incertidumbre; además, el tema de emisiones viene relacionado con el apetito de los inversionistas y si no tienen certidumbre de lo que viene y no pueden prever qué condiciones va a tener México competitivamente se genera este tipo de temas”, expresó en el marco de la mesa de análisis “alternativas estratégicas para Empresarios mexicanos”.

Aunque expresó confianza en que en este año se reactive el interés de las empresas por colocar acciones en Bolsa, pues desde noviembre del 2017 no se ha llevado a cabo ninguna OPI en el mercado accionario de México.

La última colocación fue la de Grupo México Transportes, el negocio de transporte ferroviario de Grupo México, que recaudó 19,000 millones de pesos.

Antes, en septiembre del 2017, Grupo Traxión, empresa de autotransporte de carga, personal y escolar, debutó en el mercado accionario, con una oferta en la que obtuvo 4,543 millones de pesos de capital.

mercado de deuda se reactivó.

María Ariza dijo que aunque no hay una visión completamente clara ni certera de cuándo una empresa va a listar acciones en Bolsa, el mercado de deuda se ha reactivado y también el de capitales con la colocación de instrumentos estructurados como Certificados de Capital de Desarrollo y Certificados de Proyectos de Inversión.

“Ésta es una buena señal de que las empresas tienen necesidad de capturar capital para sus planes”, agregó. De hecho, mencionó que no hay “un freno total” de las empresas interesadas en colocar deuda o acciones en Bolsa, siguen trabajando muy de cerca. “Ojalá logremos romper la sequía este año porque México tiene muchas oportunidades y no veo más que crecimiento para las empresas”, expresó la directora general de Biva.

La semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amagó con aplicar, a partir del 10 de junio, aranceles de 5.0% a todos los bienes que importa México hacia dicho país, que incrementará a 25% en octubre, en tanto el gobierno mexicano no detenga el flujo de inmigrantes ilegales y de droga que cruzan hacia la Unión Americana.

Sobre ello, Ariza consideró que el tema de la inmigración no se resolverá con imponer este tipo de medidas arancelarias, pues es un problema histórico y de escala internacional.

Ante la total incertidumbre de lo que va a suceder en los próximos días, confía en un “buen arreglo” y en que México sea “muy firme y muy fuerte en su respuesta”, pues tiene espacios para llegar a un acuerdo.

[email protected]