Los principales índices bursátiles alrededor del mundo cerraron la sesión con movimientos limitados en espera de catalizadores importantes al cierre de la semana y a la espera de que España decida solicitar formalmente su rescate.

En Wall Street, el Dow Jones fue el único índice que cerró a la baja con una caída de 0.24%, mientras que el S&P avanzó 0.1% y el Nasdaq subió 0.38%, apoyado por el repunte de 0.3% de los títulos de Apple al cierre de la sesión.

Tras una jornada volátil, los mercados terminaron con pocos cambios debido a la incertidumbre sobre si España podría pedir un rescate financiero, tan pronto como el fin de semana , comentó Intercam.

España está luchando por recaudar fondos para sus gobiernos regionales, mientras recapitaliza sus bancos en dificultades.

Poco antes del cierre de los mercados neoyorquinos, surgieron rumores respecto de que España estaba a punto de pedir un rescate en breve, aun cuando el mandatario español, Mariano Rajoy, dijera que el rescate no era inminente.

No obstante, a decir de algunos especialistas, la solicitud podría llegar hacia el cierre de mes, una vez que pasen las elecciones en algunas comunidades ibéricas y después de la cumbre de la zona euro.

A la espera de que esto suceda, en Europa, el índice Stoxx 600 cedió 0.3 por ciento.

En España, el Ibex-35 ganó 1.1%, mientras que la prima de riesgo se acotó en 14 puntos a 429 puntos base, su mejor desempeño diario desde mediados de septiembre.

De corto plazo, la atención estará puesta en la información laboral que comience a fluir en Estados Unidos hoy, iniciando con la nómina privada ADP para la cual se espera un incremento de 133,000 plazas.

Bajo esta coyuntura, el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores logró cerrar con un avance de 0.18% sobre 41,199.29 puntos, desempeño que se vio sostenido en el avance de 0.42% de América Móvil y de 1% de Cemex.

De acuerdo con analistas de Banorte-Ixe, una vez superado el soporte de 41,155 puntos, el IPC podría buscar su máximo histórico sobre 41,600 unidades en breve.