La tenencia de valores de renta variable en manos extranjeras presenta una caída de 11.96%, a 138,454 millones de pesos en mayo, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico). Dicho monto es comparado con los 157,268 millones registrados en abril.

De acuerdo con analistas, el retroceso corresponde al aumento en el valor del dólar en 5.87% frente al peso durante mayo, además de la caída de 7.64% del principal índice bursátil de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P/BMV IPC. Al comparar el dato con el mismo periodo del año pasado, representó una caída de 9.25%, desde 152,581 millones de pesos.

Para Ernesto O’Farril, presidente de Bursamétrica, esta caída corresponde a un efecto combinado con la caída de la BMV, los precios de las acciones y tipo de cambio.

Banxico especificó que, de manera agregada, las operaciones de compra/venta de títulos realizadas a mayo correspondió aproximadamente a 865.7 millones de pesos por día, comparados con los 1,161 millones presentados en abril.

El director de análisis de Banco Ve por Más, Carlos Ponce, explicó que esta tendencia se está observando en los demás mercados emergentes.“Hay cierta percepción de que con algunas complicaciones los mercados emergentes en general pueden estar teniendo un menor desempeño en los próximos meses”.

La caída en las inversiones también se acrecientan por las elecciones presidenciales, mismas que denominó como un comportamiento natural, ya que implica una cierta precaución de los inversionistas.

También afectaron las declaraciones realizadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo que O’Farril consideró una variable determinante por la decisión que tome sobre el rumbo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Este nivel de saldo al corte mensual de Banxico presentado en mayo es similar al de febrero del año pasado, en el que registró un monto de 133,934 millones de pesos.

Luego de la caída de 6.8% de febrero, la posición de extranjeros en acciones había acumulado dos alzas equivalentes a 2.9%, mismas que correspondieron a las mejores expectativas del TLCAN.

Carlos Ponce explicó que es probable que estos inversionistas pudieran haberse desplazado al mercado asiático, pues aunque es emergente, lo consideran de menor riesgo.

estephanie.suarez@eleconomista.mx