Los inversionistas decidieron tomar coberturas el lunes y provocaron caídas en las bolsas europeas, ante una serie de riesgos políticos causados por una votación sobre el Brexit y los disturbios del fin de semana en Francia, que se sumaron a las preocupaciones por el crecimiento global y las tensiones comerciales.

Las pérdidas se aceleraron al final de la sesión, cuando los principales referenciales de Wall Street bajaban y el Índice S&P 500 tocó su nivel más bajo desde abril. El índice paneuropeo STOXX 600 cerró la sesión con una caída de 1.87%, marcando un nuevo mínimo de dos años.

El Índice FTSE 100 de la Bolsa de Londres cayó 0.8%, con una libra esterlina que perdió 1.5% y benefició a compañías con ingresos en moneda extranjera. El alemán DAX y el francés CAC 40 retrocedieron 1.5 por ciento.

“Francia, el Brexit británico, Italia, e incluso Alemania, que estará pronto bajo un nuevo liderazgo: no hay visibilidad política en Europa”, escribió en un informe el estratega de Kepler Cheuvreux, Christopher Potts, antes de que la votación por el Brexit en el Parlamento británico se suspendiera.

“Para los inversionistas internacionales, las acciones europeas se han vuelto virtualmente ‘ininvertibles’, a menos, o hasta que se vuelvan extremadamente baratas”, agregó.

Sumándose al tono pesimista, el sector petrolero cayó 2.4%, borrando su avance acumulado en el 2018. Era el último sector que mantenía ganancias en el mercado europeo, y ahora todos los del STOXX 600 están en rojo en este año.

El sector automotriz en Europa, que es considerado uno de los más expuestos a las tensiones comerciales internacionales, fue el de peor desempeño en la jornada de este lunes, con un retroceso de 2.8 por ciento.

Leve ganancia

Las acciones cerraron con leves alzas una sesión volátil el lunes en la Bolsa de Nueva York, ayudadas por las ganancias en el sector tecnológico, aunque la incertidumbre en torno al Brexit avivó las dudas de los inversionistas respecto al crecimiento de la economía global.

El índice energético fue el del S&P 500 con mayor pérdida, lastrado por la caída de los precios del petróleo. Mientras, las acciones financieras golpearon al índice bancario del S&P 500, confirmando que está en terreno bajista. Pero una recuperación de las acciones de Apple Inc pareció entusiasmar a los inversionistas del sector tecnológico.

Cuando el S&P se acercó a su mínimo del 2018 (el 8 de febrero), los algoritmos parecieron saltar con señales de Comprar, de acuerdo a estrategas. Tras tocar un mínimo de sesión en la mañana, el índice pasó el resto del día recuperando terreno hasta pasar a Positivo.

“Parece que hemos encontrado un soporte temporal en estos niveles. Eso podría explicar un poco el cambio de tendencia”, afirmó David Joy, jefe de Estrategias de Mercado de Ameriprise. “Veo que es algo de corto plazo e impulsado por operaciones técnicas, muy volátil y sin dirección”, añadió.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 0.14%, a 24,423.26 unidades, y el Índice S&P 500 ganó 0.18%, a 2,637.72 unidades. El índice NASDAQ Composite subió 0.74%, a 7,020.52 unidades.

El sector financiero cayó 1.4%, con inversionistas preocupados por el impacto en los bancos de una desaceleración del crecimiento económico y de las tasas de interés.

BMV pierde

La BMV concluyó con una baja de 1.23%, con lo que se separó de los índices de EU. El principal indicador de la BMV, el S&P/BMV IPC se ubicó en 41,356.04 unidades.

Los inversionistas están a la espera de la publicación del Paquete Económico 2019 en México el sábado, lo cual será tomado en cuenta por las calificadoras de riesgo, así como por los inversionistas.

Los mercados se preocupan por menores perspectivas de crecimiento global, las fricciones entre EU-China y la salida del jefe de Gabinete de la Casa Blanca, según analistas de Banco Ve por Más.