El precio internacional del petróleo en los últimos 11 días de negociaciones registra una caída acumulada de 13.78%, debido básicamente a la incertidumbre de que en la reunión de productores de petróleo a finales de mes no lleguen a un acuerdo en la fijación de la cuota petrolera entre países miembros y no miembros de la OPEP.

También afectó el aumento en los inventarios de petróleo en Estados Unidos.

En las operaciones de este jueves, el crudo referencial de Estados Unidos, West Texas Intermediate (WTI), alcanzó un precio de 44.49 dólares por barril.

Apenas el 19 de octubre las cotizaciones se encontraban en niveles de 51.60 dólares por barril, lo cual implica una pérdida de 7.11 billetes verdes.

Por su parte, el crudo Brent del mar del Norte siguió ese mismo comportamiento negativo, tras llegar a un valor de 46.35 dólares por barril, observándose un ajuste a la baja de 12% en el periodo señalado, mientras que la mezcla mexicana de crudo de exportación cayó 13.67% en igual lapso, a 37 dólares por unidad.

Se esfuma el optimismo

Los precios de las principales mezclas de petróleo comenzaron a perder terreno luego de que el optimismo de los inversionistas sobre el preacuerdo logrado en Argelia comenzara a disiparse, tras las declaraciones de los ministros de Energía iraquí y ruso, la semana pasada, que se ponen al recorte en el bombeo.

El 28 de septiembre la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) alcanzó un preacuerdo para recortar su producción petrolera conjunta en un rango de entre 32.5 y 33 millones de barriles diarios, el primer recorte en ocho años.

Adicionalmente, el mercado del petróleo está reaccionando negativamente a la publicación de inventarios en Estados Unidos, los cuales se incrementaron en 14.44 millones de barriles durante la semana del 28 de octubre, mientras que la producción petrolera se incrementó en 18,000 barriles diarios.

El analista económico senior de CIBanco, James Salazar comentó que la tendencia decreciente del precio internacional del petróleo se explica básicamente por las dudas respecto de que la OPEP llegará a un acuerdo entre los miembros y no miembros del cártel.

Escenario complicado

Señaló que nuevamente el escenario del mercado petrolero se ve complicado, sobre todo porque existen dos elementos que podrían presionar aun más a la baja el precio del crudo: los niveles de inventarios estadounidenses y las elecciones presidenciales en dicho país el próximo 8 de noviembre.

Explicó que, en relación con los inventarios de EU, parece que sigue produciendo más petróleo, y, como no ha aumentado la demanda, por eso la semana pasada dieron un dato histórico de acumulación de reservas semanal .

Agregó que no hay que perder de vista las elecciones de Estados Unidos, ya que de ganar Donald Trump las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, el mercado de commodities se vería fuertemente presionado, como es el caso del petróleo. El especialista anticipó que bajo esa óptica, en el corto plazo, el precio del petróleo podría llegar a los niveles que se observaron a principios de febrero de este año. Es decir, en primera instancia, las cotizaciones tocarían precios de 30 dólares por barril. La analista de mercado de commodities de Banco Base Ana Azuara pronosticó que en los próximos días el mercado del petróleo mantendría un rango de negociación fluctuante entre 43 dólar por barril, como nivel mínimo, y 48 dólar por unidad, como máximo.

La analista de Banco Base dijo que la tendencia del mercado de petróleo estaría definida básicamente por los fundamentales, es decir, las noticias que existan sobre los inventarios de EU, la producción de Rusia y las que se generen sobre el preacuerdo del mes pasado.

[email protected]