El prestamista mexicano Inbursa colocó un bono local a 2 años por 500 millones de pesos mexicanos (42.7 millones de dólares) con un rendimiento de 15 puntos básicos sobre la tasa de referencia TIIE.

La colocación fue liderada por el propio banco y parece haber sido el resultado de pedidos de los inversionistas.