Las existencias de crudo de Estados Unidos subieron la semana pasada mucho más de lo esperado debido a un incremento de las importaciones, mostró este miércoles un informe de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

Los inventarios de crudo subieron 9.01 millones de barriles, a 362.4 millones en la semana al 30 de marzo, frente a una previsión de un alza de 2.2 millones de barriles.

Las importaciones de crudo aumentaron en 505,000 barriles por día, a 9.74 millones de bpd.

El incremento en las existencias petroleras fue el mayor en una semana desde el 2008 y se produce tras un alza de 7.1 millones de barriles en la semana previa.

Los inventarios en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos estadounidenses, aumentaron 729,000 barriles, a 40.29 millones de barriles.

A nivel nacional, las reservas de crudo treparon a su nivel más alto desde junio del 2011.

Las existencias de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, aumentaron 19,000 barriles, a 135.89 millones, cuando el mercado esperaba una caída de 400,000 barriles.

La demanda promedio de destilados en las últimas cuatro semanas cayó 5% desde los niveles del año pasado.

Los inventarios de gasolina bajaron 1.46 millones de barriles, a 221.91 millones. El mercado esperaba una caída de 1.4 millones.

La demanda de gasolina descendió 3.8% interanual.

La utilización de refinerías aumentó 1.2%, a 85.7% de la capacidad, frente a los pronósticos de un aumento de 0.4 por ciento.

"Hubo un masivo incremento en las existencias de crudo. Este mercado debería ser más negativo, pero enfrenta otros vientos en contra. Las tasas de interés están aumentando para los bonos y (...) se quitó la mesa la posibilidad de una nueva ronda de estímulo monetario", dijo Richard Ilczyszyn, estratega jefe de mercados y fundador de Iitrader.com.

"La principal razón por la que no vemos un colapso de 15 dólares en el barril es Irán e Israel (...) el dólar está anotando nuevos máximos, lo que también está debilitando cualquier fluctuación en el petróleo", agregó.

Los futuros de crudo Brent y estadounidense caían con fuerza tras los datos de la EIA.

ros