Las importaciones de cobre, zinc y níquel de China caerán en los primeros seis meses del 2015 en medio de restricciones en el crédito, sostuvieron fuentes y analistas, al tiempo que los compradores recurrirían menos a los envíos a plazos y ocuparían las existencias en los almacenes de aduanas.

Muchos bancos en China han reducido los créditos para las importaciones de metales como consecuencia de una investigación iniciada en mayo por autoridades chinas sobre un posible fraude en el puerto de Qingdao.

A su vez, los importadores de metales han reducido sus envíos a plazos en el 2015 ante el temor a que no puedan obtener letras de crédito, informaron operadores y consumidores finales.

Los compradores a menudo obtienen gran parte de sus compras mediante envíos a plazos para asegurar sus suministros y mantener una prima fija.

Los envíos a plazos estuvieron compuestos de una mayoría de importaciones de metales en el 2014 y representaron hasta 80% de las importaciones de cobre.

Al menos en la primera mitad del 2015, es probable que las importaciones de metales caigan respecto del primer semestre de este año , informó Yang Changhua, analista senior de la firma de investigación estatal Antaike.

El pronóstico excluye potenciales importaciones de la Oficina Estatal de Reservas de China, que ha aumentando sus compras de cobre y níquel refinado este año.

Las decrecientes primas al contado también están desalentando a los importadores a reservar envíos a plazos en el 2015, expresó Yang y operadores.

El comprador de un gran consumidor final de cobre refinado manifestó que es probable que los importadores chinos reduzcan sus envíos a plazos de cobre refinado en forma de cátodos en casi 30% en el 2015, debajo de un promedio de casi 250,000 toneladas al mes estimadas para el 2014.

Las compañías también están intentando reducir las existencias de cobre en aduana, estimadas en casi 500,000 toneladas en Shanghai. Las primas para las existencias se negociaron entre 70 y 90 dólares por tonelada la semana pasada, mientras que las primas ofrecidas para el 2015 por la chilena Codelco de 133 dólares y por operadores internacionales de entre 110 y 120 dólares.

Las importaciones de cobre, por su parte, podrían mejorar en la segunda mitad del 2015 ante la caída de las existencias en aduanas y el aumento de la esperada demanda de proyectos de infraestructura.