El incumplimiento de Ingenieros Civiles Asociados (ICA) a sus obligaciones de pago de su deuda no impactaría en la calificación de sus proyectos, aseguró la agencia calificadora Fitch Ratings México.

El pasado 18 de diciembre, la constructora más grande del país anunció que no realizaría el pago de 31 millones de dólares, correspondientes a los intereses del bono con vencimiento en el 2024.

Aunque prácticamente cayó en default, esta situación no interfiere con la calificación que actualmente mantienen tres de sus activos: la Autopista del Mayab, cuya perspectiva es negativa; así como los contratos de prestación de servicios de sus subsidiarias Sarre y Pápagos, con perspectiva estable.

La calificadora dijo, en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, que los flujos generados por la operación de los proyectos son manejados a través de fideicomisos bancarios que los aíslan de los riesgos de otras partes relacionadas .

Además, ICA no funge como concesionario ni proveedor contratista en los contratos de prestación de servicios otorgados a sus proyectos, por lo que en un escenario de quiebra o concurso mercantil del concesionario o de proveedores contratistas no sería causa de terminación anticipada del convenio.

Panorama retador

Por otra parte, analistas opinan que durante este año, la constructora se enfrentará a un panorama retador.

Está a unas semanas de presentar su estrategia de reestructura financiera, la cual dará mayor certidumbre acerca del rumbo que tomará la empresa y aliviará la volatilidad en el precio de sus acciones.

En el 2015, el valor de sus títulos fue de los más castigados en la Bolsa Mexicana de Valores, al cerrar el año con una súbita caída de 80.29 por ciento. Actualmente, se cotizan en 3.58 pesos por unidad.

Creemos que la actual situación de ICA impedirá que reciba nuevos proyectos, ya que su solvencia económica se encuentra extremadamente limitada debido a la generación negativa de flujo libre de efectivo (1,600 millones de pesos); 4,500 millones de pesos de costosas obligaciones en los próximos dos años y deuda corporativa total equivalente a 25,500 millones de pesos , indica un análisis de Actinver Casa de Bolsa.

[email protected]