La crisis europea se recrudeció en abril, sobre todo en España, donde en medio de fuertes medidas de austeridad, la entrada a una recesión y problemas de capitalización de la banca, el mercado madrileño cayó 12.4%, su peor mes en poco más de año y medio.

El Ibex-35 cerró apenas por encima del soporte psicológico de los 7,000 puntos, sobre 7,011 unidades.

El índice marcó su peor desempeño mensual desde noviembre del 2010, golpeado por el sector financiero que en la última sesión del mes recibió un recorte a la calificación de 11 entidades por parte de la agencia Standard and Poor’s y después de que la semana pasada rebajara el rating a la deuda soberana española al asegurar que el sistema bancario español aumentó bruscamente su dependencia de las fuentes de financiamiento oficial hasta un nivel mayor del que anticipaba en enero.

S&P cifraba en 40,000 millones de euros el monto necesario para sanear la banca española, el FMI la elevó hasta los 80,000 millones de euros.

En este contexto, los papeles de instituciones como BBVA y Santander se hundieron 14.4 y 18.2%, respectivamente, durante abril; mientras que Caixa Bank cedió 11 por ciento.

Las compañías constructoras también se derrumbaron con Sacyr a la cabeza, con un retroceso de 40.3 por ciento.

En lo que va del año, el Ibex acumula un retroceso de 20%, debido no solamente a la débil situación de la banca, sino también a decepcionantes indicadores económicos, confirmándose en este sentido la entrada a una recesión con el último dato del PIB publicado ayer.

Los últimos indicadores económicos en España, como el PIB al primer trimestre del año, sugieren que la economía no se está desacelerando tan rápidamente como otras del sur de Europa, lo que deja ver que los efectos completos de las medidas de austeridad fiscal sobre el crecimiento aún no se sienten plenamente , mencionó Jennifer McKeown, analista de Capital Economics en una nota.

El mercado de deuda también ha reflejado esta tensión. La prima de riesgo española arrancó el mes en 356 puntos para cerrar ayer en 411 puntos.

La incertidumbre global e indicadores económicos mixtos también tuvieron efectos sobre Wall Street, frenando en abril el rally con que iniciara el año, con excepción del Dow Jones.

El S&P perdió 0.8%, su peor mes desde noviembre, y el Nasdaq 1.5%, mientras que el Dow Jones ganó 0.01% y con ello se mantuvo en terreno positivo por séptimo mes consecutivo.

Los indicadores económicos a lo largo del mes fueron mixtos; hacia finales de abril se conoció que en la primera lectura del PIB al primer trimestre del año la economía de EU se expandió a una tasa anual de 2.2 por ciento. A la vista de Scotiabank, si bien el dato fue positivo, se apreciaron en su composición señales de fragilidad .

En lo que toca a los reportes corporativos, Accival Casa de Bolsa mencionó que en Estados Unidos ha habido sorpresas positivas en 71% de los reportes de las 282 compañías del S&P 500 que habían reportado hasta el pasado viernes.

Los sectores de Tecnología de Información, financiero y telecomunicaciones son los que han presentado mejores resultados , cita en una nota.

INICIA EL VERANO Y SE ESPERA PERIODO DE CONSOLIDACIÓN

Vende en mayo y vete , cita en una nota John Higgins de Capital Economics al adagio con que se recibe al verano en los mercados. Históricamente, el S&P 500 ha ganado más de 6% entre noviembre y abril, para luego tener rendimientos de menos de 1% entre mayo y octubre, ante lo que advierte: Los siguientes seis meses serán más difíciles para el mercado bursátil estadounidense que los últimos, en que el S&P 500 subió más de 11% , agregó.

Accival advierte que los mercados podrían consolidarse en el corto y mediano plazo , sin dejar de lado que la volatilidad podría ser elevada en los próximos meses , ante la desaceleración en China, intensificación de la crisis europea y con el término de la Operación Twist de la Reserva Federal en junio.

ELEKTRA PERDIÓ 33%

IPC ACUMULÓ UNA CAÍDA DE 0.15%

En México, el IPC acumuló un retroceso mensual de 0.15% sobre 39,461 puntos, en línea con el desempeño de sus pares en Wall Street, en medio de una coyuntura de incertidumbre en los mercados globales y pese a la temporada de reportes trimestrales y entrega de dividendos, usualmente positivo para el mercado.

Durante abril, destacó el comportamiento de dos emisoras: Elektra y Walmart de México, en medio de los cambios de metodología del IPC anunciados por la BMV que impactarán en el número de acciones flotantes de la primera, y las acusaciones de sobornos para acelerar la expansión de la minorista.

Las acciones de Elektra lideraron las pérdidas del índice, con un retroceso de 33.2% para cerrar en 805.90 pesos, seguidas por Axtel, con una caída de 17% y por Walmart, con un retroceso de 13.5 por ciento.

Del otro lado, los títulos de Asur lideraron las ganancias con un avance mensual de 20.5%, mientras que Comercial Mexicana acumuló ganancias por 10.4 por ciento.