Iberdrola, a través de su filial en México, cerró un contrato de crédito sin garantía por 300 millones de dólares y un plazo de vencimiento de dos años, aprovechando la mejora en el mercado crediticio.

Se trata de la primera operación de este tipo obtenida por Iberdrola México como sociedad matriz del grupo Iberdrola en el país.

Este préstamo se encuadra dentro del plan de captación de recursos para las nuevas inversiones previstas por la compañía en México para el periodo 2014-2017, que contempla operaciones de financiación a corto plazo y de refinanciamiento a largo plazo por un importe de 1,500 millones de dólares, tanto en los mercados bancarios como de capital.

El crédito se cerró con un spread de 75 puntos básicos sobre Libor dólar, siendo éstas unas condiciones muy competitivas.

Según el comunicado, la operación culminó de forma exitosa en un plazo de tres semanas.

[email protected]