El IPC y el peso avanzaban este jueves tras conocerse que los pedidos de subsidios de desempleo en Estados Unidos bajaron la semana pasada, lo que calmó la inquietud en torno a la salud del mercado laboral de ese país y reactivó la demanda por la moneda que había sido castigada en los últimas sesiones.

A las 9.23 hora local (1423 GMT), el principal índice bursátil, el IPC, subía 0.56% a 39,343.77 puntos, tras caer en las dos últimas sesiones 2.3 por ciento.

El peso cotizaba en 13.4214 por dólar, con una ganancia de 0.14%, frente a los 13.4299 pesos del precio de referencia del miércoles.

Las solicitudes iniciales de beneficios de desempleo cayeron la semana pasada en Estados Unidos en 1,000, a una tasa desestacionalizada de 367,000, mientras los economistas esperaban que subieran a 369,000, lo que calmó algunas preocupaciones sobre la salud del mayor socio comercial de México.

En las últimas dos sesiones, la moneda había acumulado un retroceso de 2.7%, golpeada por la incertidumbre de los inversionistas globales sobre el rumbo de las finanzas de la zona euro.

ros