Una desaceleración en la producción manufacturera de Estados Unidos y de China, combinado con la volatilidad que persiste en los mercados emergentes, motivaron que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cayera ayer 1.94%, con lo que acumula un retroceso de 6.18% en lo que va del año.

Jorge Gordillo, director de Análisis Económico de CI Banco, comentó que el mercado mexicano apenas reaccionó ayer a los acontecimientos ocurridos en las bolsas internacionales el lunes, ya que ese día no hubo operaciones bursátiles en el país.

Lo que vemos es una tendencia rezagada, ya que el lunes las bolsas de países emergentes mostraron una contracción de aproximadamente 2% , comentó el experto.

Expuso que esto se debió a los malos datos de la actividad manufacturera de Estados Unidos, cuyo índice alcanzó en enero un nivel de 51.3, muy cerca del puntaje de 50 que constituye el límite entre expansión y contracción.

Asimismo, China dio a conocer recientemente que su Índice oficial de Gerentes de Compras de la industria manufacturera alcanzó en enero un nivel de 50.5, menor al puntaje de 51 correspondiente a diciembre.

Según un comentario de Banco Ve por Más, al hacerse una conversión a dólares, se advierte que el IPC reportó un descenso 2.35% en la jornada de ayer y de 8% en lo que va del año.

Destacó que, en general, la mayor parte de las emisoras tuvieron variaciones negativas, aunque por su ponderación dentro del IPC Banorte, Televisa y América Móvil fueron las más afectadas al reportar descensos de 3.78, 3.07 y 1.33%, respectivamente.

SE RECUPERARÁ

Gordillo estimó que el mercado bursátil mexicano retomará una tendencia positiva, conforme se reactive la economía de Estados Unidos y los inversionistas hagan una diferenciación entre los mercados emergentes.

En días recientes hemos visto la salida de capitales de los países en desarrollo. La semana pasada México reportó movimientos por 2,000 millones de dólares, la mayor parte en bonos , comentó el experto.

Los cambios en la política monetaria de Estados Unidos constituyen el principal motivo de volatilidad.

Hasta que México tenga información más concreta sobre la recuperación económica y sobre la redacción de las leyes secundarias de la reforma energética podrá contrarrestar dichas tendencias , añadió Gordillo.

Mientras tanto, dijo que los inversionistas internacionales se encuentran en proceso de analizar sus portafolios y de evaluar los destinos más seguros, lo que implica que harán una discriminación de los mercados más sólidos, entre los que se encuentra México.

Infografia

[email protected]