La bolsa de México cerró este martes estable luego de superar la barrera de los 46,000 puntos ante la creciente expectativa de que el banco central recorte su tasa clave.

El índice bursátil IPC terminó con una leve variación negativa de 0.01%, a 45,907.98 puntos, tras anotar un récord intradía de 46,075.04 unidades, con un volumen negociado de 245.4 millones de acciones, su mejor nivel desde el 10 de enero.

"Es muy buen volumen y sobre todo concentrado en emisoras que también tienen un peso relevante en el índice", destacó Carlos Hermosillo, subdirector de análisis bursátil de Banorte-IXE.

Expertos sugieren que el buen desempeño del mercado accionario se apoya en la expectativa de un posible recorte de la tasa clave, que reduciría el costo financiero de invertir en las acciones locales, además de apuntalar el desempeño de la economía local.

En parámetros de valuación te abarata el dinero como quiera que sea y eso te permite pensar que el mercado pudiera tener otra expansión más de múltiplos, más allá de lo que ya ha ido", explicó Hermosillo.

En su comunicado del 18 de enero, el banco central de México sorprendió al mercado al decir que podría ser aconsejable bajar su tasa clave de interés para impulsar a la economía si la inflación consolida su desaceleración.

Los papeles de la embotelladora y minorista Femsa ganaron 0.83%, a 140.47 pesos, mientras que los del grupo financiero Banorte bajaron 3.59%, a 89.27 pesos.

EGV/ros