La bolsa mexicana avanzó este martes, luego de un favorable dato de confianza del consumidor en Estados Unidos y ante el optimismo de una nueva ronda de inyección de dinero barato al sector bancario por parte del Banco Central Europeo.

El índice bursátil IPC, el principal de la bolsa mexicana, marcó 38,021.42 puntos en el cierre, con un alza de 0.62 por ciento.

Un alza de la confianza de los consumidores estadounidenses en febrero a su mayor nivel en un año impulsaba a las acciones y diluía la decepción que generó previamente una caída en los pedidos de bienes duraderos de enero.

"El IPC muestra un alza apoyado por las cifras en Estados Unidos", comentó Fernando González, director de la firma Fast Profit.

Contrario al rumbo del mercado, operadores destacaban el descenso de las acciones del sector construcción.

"Como esperábamos, las sorpresas negativas se concentraron en el balance. Ninguna de las compañías del sector (construcción) cumplió con su guía anual de generación de flujo de efectivo libre", dijo BBVA Bancomer en un reporte.

Los títulos de Homex se desplomaron 12.02% a 38.63 pesos, mientras que los de Sare moderaron su baja a 8.64% a 1.48 pesos, luego de descender más de 10 por ciento.

Los papeles de Geo retrocedieron 3.56% a 18.10 pesos, mientras que los de Urbi presentaban una baja de 4.16% a 15.20 pesos.

El Indice Hábita, que agrupa las acciones del sector cayó 6.61%, a 285.70 puntos.

ros