El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, el IPC, comenzó el año con un magro desempeño en comparación con sus pares en el exterior, acercándose poco a poco a máximos históricos, aunque hay quienes consideran que faltan catalizadores para que dichos niveles sean sobrepasados.

Ayer, el IPC cerró en 38,434.51 puntos, apenas 0.7% o 261.73 puntos por debajo de su marca histórica de 38,696.24 puntos registrada el 5 enero del 2011.

Roberto Galván, analista técnico de Actinver, menciona que el índice se encuentra en la antesala de región de máximos históricos , fortaleciendo sus señales técnicas de corto plazo y validando las de mediano.

Por ahora, el IPC ya superó su primer resistencia de 38,420 y mantiene aún un trecho hasta los 38,880 puntos, con posibilidades de ampliar su avance incluso a zonas de 39,500 en el mediano plazo, debido a que se encuentra inmerso en un escenario de reducción de riesgo global y los principales índices en Wall Street validan niveles previos a la crisis del 2008, agregó el analista en una nota.

Hacia el cierre del año, Actinver espera que el IPC cierre sobre los 43,120 puntos, mientras que Santander estima que cierre en 41,500 y Banorte-Ixe en 41,600 puntos.

En lo que va del año, el IPC ha sido parte de un rally sustentado en la mejor percepción de riesgo, mayor liquidez y mejor información económica.

Sin embargo, luce rezagado respecto de sus pares en Wall Street y en Latinoamérica.

Mientras que el Dow Jones acumula rendimientos de 7.4% y el S&P de 11.6%, el Bovespa en Brasil 17.8% y el IPC sólo 3.7% por ciento.

No obstante, en dólares el rendimiento del IPC mantiene un desempeño similar al de sus homólogos al ganar 13.7%, lo que no es sorpresa, pues hemos mencionado que durante este año la principal variable de choque será el tipo de cambio , mencionó Banorte-Ixe en una nota de análisis.

Sin embargo, el IPC se ve relativamente caro en términos de valuaciones, comentó Arturo Espinoza, estratega de renta variable de Santander.

En términos históricos, el IPC paga un premio de 25% por encima del promedio de sus múltiplos de los últimos siete años, mientras que se coloca en el cuarto lugar entre los mercados más caros en términos de valuaciones, tras Japón, Chile y Malasia, agregó el analista.

El acercamiento del índice a zonas de máximos históricos podría limitar su desempeño en el corto plazo y derivar en un periodo de consolidación, a la espera de mayores catalizadores.

Tanto Santander como Banorte-Ixe coincidieron en que uno de estos catalizadores serían los reportes de las grandes empresas mexicanas al primer trimestre del año. Seguramente vendrán con una fuerte utilidad neta por la apreciación del tipo de cambio a principios del año , enfatizó Espinoza.

Otro factor, según destacaron operadores y analistas, es el periodo de pago de dividendos entre abril y mayo, que por igual fortalece a algunas emisoras. Aunque según menciona Intercam, las emisoras que pagan generosos dividendos suben mucho cuando se anuncia el pago, para luego bajar una vez que se cobró .

MARTES MIXTO PARA BOLSAS

El mercado mexicano se desligó de sus pares en el exterior este martes debido a algunas buenas noticias corporativas, como el pago de dividendo anunciado por Coca-Cola Femsa y el avance de los títulos de América Móvil, la de mayor peso en el índice.

En tanto, en Wall Street el comportamiento fue mixto, y a juico de Gerardo Copca, analista fundamental de Metanalisis, tuvo que ver con una toma de utilidades. El Dow Jones cayó 0.35%, el S&P 0.19% y el Nasdaq subió 0.04 por ciento.

ana.valle@eleconomista.mx