Las acciones mexicanas subían levemente mientras que el peso se apreciaba este lunes tras la publicación el viernes de una alentadora cifra de inflación local y un sólido reporte laboral en Estados Unidos, aunque persistía el ambiente de cautela, mientras se busca una solución para la problemática fiscal de Estados Unidos.

A las 9.45 hora local (1545 GMT), el referencial índice IPC ganaba 0.54%, a 43,027.73 puntos.

A pocas semanas de concluir el año, el IPC acumula un avance de 15.4% y de 25.5% en dólares. Por el momento, el IPC mantiene un rendimiento superior a 7.7% que acumula el mercado estadounidense, y a 13.9% del mercado francés.

Algunos analistas ya advertían que el rally navideño podría llevar al IPC a nuevos máximos por encima de los 43,000 puntos; no obstante, otros analistas consideran que el potencial de alza podría estarse agotando.

Por otro lado, el peso operaba en sus mejores niveles en más de siete semanas, cotizaba en 12.8011 por dólar, con un avance de 0.42% o 5.34 centavos, frente a los 12.8545 pesos del precio referencial del viernes.

Al cierre de la semana pasada, el instituto de estadísticas de México dio a conocer que la tasa anual de inflación se moderó en noviembre, eliminando presiones para que el banco central mueva su tasa de referencia.

Asimismo, un esperado reporte sobre el mercado laboral de Estados Unidos, el mayor socio comercial de México, mostró que la tasa de desempleo del país cayó en noviembre a su menor nivel en casi cuatro años y que la contratación de trabajadores fue mayor a la esperada.

En este contexto, los inversionistas parecían decididos a empezar la semana extendiendo sus apuestas a favor del peso mexicano, que en lo que va de la jornada había tocado su mejor nivel desde el 18 de octubre.

ros con información de Reuters