La bolsa mexicana cerró con una leve baja este miércoles, con compras de oportunidad que evitaron que rompiera el piso técnico de 34,800 puntos pese al pesimismo de los inversionistas frente a las sombrías perspectivas de la economía de Estados Unidos.

El principal índice bursátil, el IPC, perdió 0.05% y cerró a 34,879 puntos,con un volumen operado de 273.3 millones de acciones.

Ben Bernanke reconoció el martes que la economía de Estados Unidos se ha desacelerado, pero no dio ninguna señal de que el banco central esté considerando apoyar mayores medidas de estímulo para apoyar el crecimiento.

"La gente se está cubriendo del riesgo porque sentía que la economía iba a crecer más rápido, pero no sucedió y están decepcionados, vendiendo acciones, vendiendo pesos y lo que sea que tenga riesgo", comentó Alfredo Puig, operador de cambios de la casa de bolsa Vector en la ciudad norteña de Monterrey.

Una combinación de factores técnicos y caza de oportunidades contribuyeron para el repunte de algunas acciones.

La acción de la minera Peñoles, propietaria de la mina Fresnillo -una de las mayores productoras de plata del mundo-, ganó 0.15%, a 441.68 pesos, tras haber caído más de 1% en la jornada.

"El mercado mexicano sigue aún con el efecto Perú y telecomunicaciones, lo que están pesando más es América Móvil", comentó Fernando González, director de la firma Fast Profit.

Los títulos de Grupo México -uno de los mayores productores mundiales de cobre- descendieron 1.12%, a 36.94 pesos.

Las acciones de la minera se desplomaron el lunes tras el triunfo del nacionalista Ollanta Humala en las elecciones presidenciales de Perú, donde la compañía tiene importantes operaciones cuyos ingresos podrían verse afectados por cambios en el régimen tributario de las empresas mineras.

Los papeles de América Móvil, los de mayor peso en el IPC, cayeron 0.14% a 28.74 pesos.

En Wall Street, el promedio industrial Dow Jones cayó 0.18 por ciento.

El índice compuesto Nasdaq perdió 0.97 por ciento.