La bolsa de México cayó este miércoles golpeada por datos económicos más débiles de lo esperado en Estados Unidos, y en línea con un deterioro general de los índices de Wall Street.

El principal índice bursátil de México, el IPC terminó la jornada en 35,531.22 puntos, encadenando su tercera sesión consecutiva de pérdidas.

"Se podría ver un rebote en estos niveles", dijo Juan Carlos Sotomayor, jefe de análisis del grupo financiero Actinver. "Los inversionistas institucionales ven en el mercado un buen momento para hacer liquidez", agregó.

Las acciones de América Móvil, las de mayor peso en el índice también impulsaron el retroceso de este miércoles al ceder 2.67%, a 30.66 pesos. Sus ADR en Nueva York perdieron 3.23%, a 52.70 dólares.

En México, los títulos de la compañía del magnate Carlos Slim suman en la semana una caída de casi 7%, tras un reporte trimestral que no gustó del todo a los analistas y en medio de un pleito legal con otras firmas del sector.

Por su parte, los papeles de Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, se desplomaron 3.81%, a 9.34 pesos, mientras las acciones del grupo minero Peñoles perdieron 4.27%, a 412.06 pesos.

Cifras económicas de Estados Unidos conocidas este miércoles dieron muestras de la debilidad de la recuperación del país, dada una brusca desaceleración en el vasto sector servicios y una menor contratación de la prevista en la empresa privada en abril.

Las cifras del empleo privado de ADP preceden a un informe mensual más amplio del Gobierno que se conocerá el viernes y es visto como un importante termómetro de la salud de la mayor economía del mundo.

En las últimas tres jornadas, el mercado local ha perdido casi 4% de su valor. Tan solo el martes el IPC registró su peor caída porcentual en más de ocho meses y alcanzó su más bajo nivel en seis semanas.

En Wall Street, el promedio industrial Dow Jones cayó 0.66 por ciento.

El índice compuesto Nasdaq perdió 0.47 por ciento.