La bolsa mexicana cerró este lunes con una ligera ganancia, tras una jornada errática luego de un reporte del mercado laboral estadounidense que resultó mucho más débil que lo esperado.

El principal índice bursátil mexicano, el IPC, terminó en 39,432.15 puntos, con un avance marginal de 0.08%, en un mercado con un bajo volumen de negocios después del periodo vacacional de Semana Santa.

Durante la mañana, la bolsa llegó a caer poco más de 0.75 por ciento.

Estados Unidos reportó el viernes la creación de 120,000 puestos de trabajo en marzo, muy por debajo de la expectativa del mercado de 203,000 nuevas plazas.

A la luz del dato laboral, un sondeo de Reuters mostró que los economistas de la mayoría de las firmas financieras de Wall Street piensa que la Reserva Federal realizará otra enorme ronda de estímulo monetario.

Hasta que no tengamos nueva información creo que el mercado va estar más estable e incluso creo que tiene buenos pretextos para una toma de utilidades", comentó Carlos Ponce, director de análisis y estrategia bursátil del banco Ve Por Más.

Las acciones de Wal-Mart de México (Walmex) -la mayor cadena minorista del país- subieron 2.35%, a 44.87 pesos, seguidas por los títulos de la embotelladora y minorista Femsa que ganaron 1.13%, a 108.29 pesos.

De cara a las próximas jornadas, los inversionistas estarán atentos a comentarios de los miembros de la Reserva Federal, así como al inicio de la nueva temporada de reportes financieros.

"El siguiente grupo de información importante seguramente va a ser la que tenga que ver con los reportes financieros del primer trimestre de este año", agregó Ponce.

ros