La bolsa mexicana cayo este martes a sus mínimos niveles en más de un mes, arrastrada por el temor de que Grecia sea incapaz de completar a tiempo la reestructuración de su deuda y preocupaciones sobre el rumbo de la economía global.

Atenas elevó la presión sobre sus acreedores al intentar asegurar un canje de deuda que reducirá su enorme deuda, mientras el mayor grupo de tenedores de bonos advirtió que una suspensión de pagos desordenada causaría un daño de más de un billón de euros en la zona euro.

El temor a un evento crediticio agrió el humor de los mercados, un día después de que China recortó su meta de crecimiento para este año y que datos del sector privado de la zona euro confirmaran que el bloque va camino a una recesión.

En este contexto, la bolsa mexicana cerró en sus mínimos niveles desde el 31 de enero. El índice bursátil IPC cayó 1.75% a 37,487.63 puntos.

"Si no se da esta resolución de manera positiva (en Grecia), probablemente veamos ajustes un poco más importantes", estimó Carlos González, analista bursátil del grupo financiero Monex.

Las acciones de la minorista Wal-Mart de México encabezaron las pérdidas, con un baja de 2.20%, a 40.51 pesos, mientras que las de la gigante de telecomunicaciones América Móvil cedieron 0.92%, a 15.15 pesos.

Por su parte, la acción de la cementera Cemex presentó una caída de 4.31%, a 9.77 pesos.

El fuerte descenso de la jornada alejó al IPC del nivel clave de 38,000 puntos, una zona de difícil avance según analistas, ya que el precio de las acciones locales se encarece con respecto a otras plazas de la región.

"El mercado mexicano está presentando una valuación un tanto elevada y probablemente el entorno internacional tampoco ayuda a que veamos niveles superiores", agregó González.

ros