El principal índice bursátil de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se pintó de rojo, pues las 35 empresas ahí representadas terminaron con caídas.

En total, el S&P/BMV IPC perdió 154,035 millones de pesos en valor de capitalización bursátil en un solo día, ante el contagio que sufrió la BMV, al igual que el resto de los mercados accionarios del mundo, por el miedo al coronavirus que afecta a China.

La emisora que más perdió en el IPC fue la petroquímica Alpek, con una caída de hasta 10.70% y una pérdida en valor de mercado de 4,784 millones de pesos.

América Móvil, FEMSA, Walmart de México y Centroamérica y Banorte, que son las emisoras con el mayor peso en el índice (45.97%), perdieron 2.30, 1.61, 3.48 y 0.99%, en ese orden. En valor de mercado, la caída fue de 24,226 millones de pesos (mdp), 32,129 mdp, 12,273 mdp y 3,259 mdp, respectivamente, esto es un retroceso en valor de capitalización de 71,887 millones de pesos.

También, las aerolíneas mexicanas tuvieron un día gris. Aeroméxico, la mayor empresa del sector en el país, tuvo una baja en el precio de sus acciones de 5.17 por ciento.

Los administradores aeroportuarios no se quedaron atrás. Grupo Aeroportuario del Pacífico cayó 3.36%, mientras que Grupo Aeroportuario del Centro Norte perdió 1.85% y Grupo Aeroportuario del Sureste cedió 2.82 por ciento. Los tres pertenecen al IPC.

Wall Street, vulnerable

La Bolsa de Nueva York también cayó. El Promedio Industrial Dow Jones bajó 1.57%, a 28,535.8 unidades; mientras que el S&P 500 cayó 1.57%, a 3,243.63 unidades, y el NASDAQ, en tanto, perdió 1.89%, a 9,139.31 enteros.

Las acciones relacionadas con los viajes —entre ellas, las de aerolíneas, casinos y hoteles— fueron las más afectadas en Wall Street.

Los títulos más expuestos al crecimiento de China, incluidos los de tecnología, materias primas y energía, también presionaron a los mercados.

Analistas bursátiles advierten sobre las minoristas, restaurantes y hoteles que tienen una alta exposición al mercado chino, pues algunos de sus negocios se vieron forzados a cerrar después de que el número de muertos por el virus rebasó las 80 pesonas.

Marcas globales como Estée Lauder y Nike, que generan cerca de 17% de sus ingresos de China cada año, también se vieron afectadas. Credit Suisse refiere que si el coronavirus continúa, ambas firmas podrían ver una caída en sus ingresos de entre 3 y 5% el próximo trimestre. Así, las acciones de Nike y de Estée Lauder cayeron 1.75 y 4.07%, respectivamente. Otras minoristas con alta exposición a China también cayeron, como Coach, Tommy Hilfiger y Calvin Klein.

Uno de los sectores que más ha sufrido desde que se dio a conocer el brote del coronavirus en China es el de las aerolíneas que volvieron a caer. United Airlines perdió 5.21%, mientras que American Airlines cayó 5.54% y Air France 5.64 por ciento.

Las cadenas de hoteles estadounidenses con alta presencia en China, como Marriott, Hilton y Hyatt, han visto perder 6% el precio de sus papeles en las últimas cino sesiones en Wall Street.

Europa, en alerta

En el viejo continente, la semana bursátil comenzó con una oleada de ventas y caídas mayores a 2 por ciento.

Al igual que sucediera hace una semana con las primeras alertas en los mercados procedentes del virus chino, la aerolínea española IAG fue una de las emisoras más castigados del Ibex 35. Sus acciones han caído casi 12% desde el viernes 17 de enero.

La extensión del virus, además de cuestionar las perspectivas sobre turismo, amenaza con nuevas restricciones sobre el tráfico aéreo. Las presiones que sufre IAG se han repetido en el caso de otro valor del selectivo español como el gestor aeroportuario Aena, que cedió 1.78 por ciento.

Los inversionistas trasladaron las presiones bajistas al sector hotelero europeo. Cadenas españolas, como Meliá y NH, tienen exposición directa al mercado chino. Las bajadas

cobraron especial fuerza en Meliá (-5.8%) y fueron más moderadas en NH (-1.89 por ciento).

Igual que la semana pasada, el Cac francés (-2.68%) volvió a ser uno de los índices bursátiles europeos más castigados con los temores que genera la extensión del coronavirus chino.

Empresas especializadas en artículos de lujo como LVMH (-3.68%) y Kering (-3.61%) volvieron a sufrir caídas.

En los últimos años, China se había convertido en un mercado clave para el crecimiento del sector del lujo.

Además, un eventual freno en el tráfico aéreo mermaría las ventas del sector en las tiendas localizadas en los aeropuertos. No obstante, STMicroelectronics (-5.77%), L’Oréal (-4.6%) y Hermès (-4.3%) fueron los valores más penalizados del selectivo galo.

El Ftse británico cayó 2.29 por ciento. Los inversionistas desataron un severo correctivo a empresas ligadas al turismo como la hotelera InterContinental Hotels (-4.9%), la empresa de cruceros Carnival (-4.99%) y las aerolíneas IAG (-5.48%) y EasyJet (-4.92 por ciento).

Las pérdidas entre las empresas de lujo alcanzaron de lleno a Burberry (-4.79 por ciento). a diferencia de otros bancos europeos, entidades financieras cotizadas en el Ftse, como Standard Chartered (-4.53%) y el gigante HSBC (-2.17%), han acusado de manera especial su exposición directa al mercado asiático. (Con información de agencias)

[email protected]