La bolsa mexicana cerró con mínima variación este martes, luego de que las minutas de la última reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos mostraron que la entidad no contempla nuevas medidas de estimulo para la mayor economía del mundo.

Tras una jornada apática, el índice accionario IPC de la bolsa mexicana avanzó apenas 0.04% y terminó en 39,924.93 puntos, pero marcó un nuevo máximo histórico de cierre y ligó su cuarta jornada consecutiva de ganancias.

Los funcionarios de la Fed se mostraron menos predispuestos a lanzar una nueva ronda de estímulo monetario tras la mejora de la economía estadounidense, según las minutas de su encuentro de marzo.

Según algunos especialistas, los mercados se habían esperanzado desde que la semana pasada el presidente la Fed, Ben Bernanke, no descartó del todo que la entidad se embarque en una tercera ronda de alivio monetario.

"Es una mala interpretación de lo que dijo Bernanke la semana pasada y hoy con las minutas se decepcionaron. Al que le interesa un mayor estímulo es al sector financiero (...) pues con más liquidez amplían las ganancias en el mercado", dijo Jorge Gordillo, subdirector de análisis de CI Banco.

"Estamos en un nivel histórico (...) el mercado está cauteloso, no tiene ni para subir ni para bajar", dijo Mauricio Cervantes, operador de la mesa de capitales del grupo financiero Multivalores.

El leve avance de la plaza bursátil estuvo encabezado por las acciones de la embotelladora y minorista Femsa que ganaron 1.18%, a 108.93 pesos.

Los títulos de Elektra, por su parte, ascendieron 2.26%, a 1,257.55 pesos.

La menor participación de jugadores en el mercado local se reflejó en un bajo volumen operado de 246.2 millones de acciones.

ros